domingo, 31 de enero de 2016

Lubina al horno.

Hola a todos, acaban de reformar un supermercado DIA que hay al lado de mi casa. Antes nunca iba a comprar ahí porque no me gustaba mucho, pero en esta reforma han puesto pescadería, carnicería y charcutería, así que creo que a partir de ahora comprare también ahí. Ayer fue la nueva inauguración y hoy bajamos a echar un vistazo. Tenían la lubina de oferta y me decidí a comprarla para enseñaros esta receta.
Es una receta sencilla de hacer, rápida y para mi gusto muy sabrosa, pero ya me diréis si para vosotros también.


Ingredientes:
  • 3 lubinas de 400-600 gr cada una
  • Una bandeja de champiñones o un puñado de setas (es opcional, yo no se las puse porque en mi casa solo me gustan a mi)
  • Un vaso de vino blanco
  • Dos limones.
  • Dos cucharas soperas de aceite de oliva.
  • Pan rallado.
  • Perejil picado. 
  • Mantequilla 
  • Sal 
  • Pimienta blanca.
Preparación:

Abrimos las lubinas al medio en forma de libro (a mi me las abrieron ya en la pescadería) y las colocamos en una fuente amplia para horno. Las rociamos con sal y el zumo de los limones.


Ahora le ponemos encima a las lubinas unas nueces de mantequilla, las dos cucharadas de aceite de oliva, el vaso de vino blanco, las setas picadas en trozos pequeños (yo no se las puse), pimienta, perejil y pan rallado por encima de ellas.


Las introducimos en el horno, que previamente habremos pre-calentado a 180º, y las dejaremos hacerse hasta que le pan rallado este dorado y la lubina hecha. Más o menos entre 15 o 25 minutos.


Las acompañe con una ensalada y unas patatas cocidas. Las patatas cocidas las corto en rodajas, hago que crujan al cortar, y las pongo a cocer con una o dos hojas de laurel y la sal. La ensalada de esta vez a sido una ensalada gourmet (hacendado), con dos tomates, una zanahoria rallada y una cebolla lila. Con un aliño de sal, vinagre balsámico y aceite de oliva.


Espero que os haya gustado la receta, como podéis comprobar es fácil de hacer para todos. La podemos hacer cualquier día porque es una receta rápida, sana y muy sabrosa. La lubina se deshace sola como si fuera mantequilla y el limón le da un toque muy rico.